» Municipio » Fiestas y gastronomia

Fiestas y Gastronomía

Las fiestas de La Hiruela

Vista de mujeres con el traje típico de La Hiruela

Fiestas Patronales

El primer fin de semana de agosto se celebran las Fiestas Patronales de La Hiruela en honor a la Virgen del Rosario. Antiguamente estas fiestas se celebraban el primer domingo de octubre, coincidiendo con la onomástica de la patrona, pero a principios de los años 80 se trasladaron al verano para que pudieran asistir más vecinos a esta festividad. Ven a conocer las numerosas actividades que se realizan durante estos días: actuaciones musicales, degustación de caldereta, juegos infantiles, actividades deportivas, actos religiosos, dulzaineros y, sobre todo, el mejor ambiente.

 

Cesto de peros

Fiesta de la Recolección del Pero

El pero es una variedad de manzana de textura consistente y sabor dulce. La fiesta se suele celebrar el último fin de semana de octubre, previo a la festividad de Todos los Santos, coincidiendo con la cosecha del fruto y con el fin de conservar la identidad local y orientar el desarrollo rural  y natural. Esta celebración anual supone el reconocimiento a la calidad de las pequeñas producciones autóctonas de la Sierra del Rincón, e impulsa la conservación y el aumento de cultivos, potenciando, a su vez, la diversidad genética agrícola. Es durante este mes cuando la mayoría de las familias del pueblo preparan los aperos y sobraos de sus viviendas para recolectar y almacenar la fruta cuidadosamente. Durante la jornada festiva, se organizan numerosas actividades: sendas guiadas, exhibición de aves rapaces, paseos en burro, demostraciones de injerto, degustacion de migas y ostias -rodajas de pero y manzana rebozadas en harina y huevo-, juegos infantiles, bailes tradicionales y diversas actuaciones.

 

Fiestas populares de La Hiruela

Recuperación de costumbres festivas

La asociación Cultural Amigos de La Hiruela está realizando en los últimos años una importante labor de recuperación de costumbres, tales como: Carnaval, Semana Santa, el Hornazo, la Quema del Judas...